CODIGO DE CONDUCTA

Introducción

Desde la fundación de Stadler, la integridad, la honestidad, el trato justo y el pleno cumplimiento de todas las leyes aplicables han guiado las prácticas comerciales de esta empresa. Desde entonces, todos los miembros de Stadler han sostenido y cumplido con este compromiso en sus responsabilidades diarias.

 

Con esta base, se crea el Código de conducta, una hoja de ruta en el que recogemos los principios fundamentales y valores por los que nos debemos regir, no solo legalmente sino éticamente, que son imperativos para nosotros, siendo conscientes de que, con nuestra actuación, generamos un beneficio para toda la sociedad en general.

 

La naturaleza de este Código no pretende abarcar todas las posibles situaciones que puedan tener lugar. El objeto del mismo es brindar un marco de referencia respecto del cual medir cualquier actividad y se aplica a todos por igual desde el equipo directivo a cada uno de los empleados, representando una promesa de comportamiento responsable  ante nuestras empresas colaboradoras, nuestros clientes, la sociedad y el medio ambiente, sin olvidar las normas de trato mutuo dentro de la empresa

Los empleados siempre deben guiarse por los siguientes principios básicos:

  • actuar legal y honestamente.
  • Trabajar para satisfacer las expectativas del cliente y de la sociedad.
  • priorizar los intereses de la empresa sobre los intereses personales o de otra índole.
  • Respeto a la seguridad y a la salud propia y de aquellos que nos rodean.
Artículo 1.- Cumplimiento de las Leyes, Normas y Regulaciones.

Respetamos la ley en todo momento.

Stadler y sus empleados están regidos por la ley. El cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables nunca debe comprometerse. Además, los empleados deberán adherirse a las normas y regulaciones internas de la empresa según las mismas resulten aplicables en una situación determinada.

La empresa compite en los mercados de forma leal y transparente, cumpliendo con la legislación vigente en cada uno de los países en donde opera y promoviendo la libre competencia en beneficio de los consumidores.

En los procesos de selección de proveedores y relaciones comerciales con los clientes de la empresa, se considera a aquellos que cumplen con la legislación, fiscal y laboral.

Artículo 2.- Derechos fundamentales y principios sociales.

Respetamos los derechos humanos.

En Stadler actuamos de acuerdo con las prescripciones de la Organización Internacional del Trabajo (Naciones Unidas). Respetamos los derechos humanos internacionalmente reconocidos y apoyamos su cumplimiento.

De la misma forma, reconocemos el derecho fundamental de todos los empleados a formar sindicatos y representaciones de los trabajadores. Rechazamos cualquier uso intencionado del trabajo forzoso y obligado. Está prohibido el trabajo infantil y respetamos la edad mínima para trabajar que establece cada país. Así mismo, exigimos a nuestros colaboradores y proveedores que actúen en consonancia a estas premisas, inexcusables para Stadler.

Artículo 3.- Confidencialidad y protección de datos

Valoramos y protegemos nuestra información confidencial y respetamos la información confidencial de terceros.

La manera de utilizar las informaciones puede generar resultados positivos o negativos, ya que este uso repercute sobre la dinámica de las empresas y sobre la imagen de las personas. Por este motivo, el sigilo de las informaciones se transformó en una tradición esencial no sólo en el mundo de los negocios, sino también en los campos más variados, estando, en algunas situaciones, protegido por la ley.

La información confidencial es aquella información que no es de conocimiento público o que aún no lo es. La misma incluye secretos comerciales, planes de negocios, comercialización y servicios, ideas de ingeniería y fabricación, diseños, bases de datos, registros, información sobre sueldos y cualquier otra información financiera o de otra índole no publicada. El éxito de Stadler depende del uso de su información confidencial y de su no divulgación a terceros.

En este sentido, es de suma importancia:

  • Por respeto a los compañeros, proteger la confidencialidad de los registros personales, que permanecen restringidos a quien tiene necesidad funcional de conocerlos, salvo si el colaborador autorizase su divulgación o si esto fuese exigido por la dirección de la empresa, ley, reglamento o decisión judicial.
  • No manipular ni valerse de informaciones sobre los negocios de la Empresa o de sus clientes que puedan influir decisiones en provecho personal, o generar beneficios o perjuicios a terceros.
  • Por ir contra la propiedad intelectual, no usar para fines particulares, ni transmitir a otros, tecnologías, marcas, metodologías y cualquier tipo de informaciones que pertenezcan a la Empresa, aunque se hayan obtenido o desarrollado por el propio colaborador en su ambiente de trabajo.
  • Por poder representar ilegítimas ventajas competitivas, mantener el sigilo de las informaciones internas, o sea, de las informaciones que no sean de dominio público.

 

Protección de activos

La custodia y preservación de los activos es responsabilidad de todos y cada uno de los integrantes de la empresa. Entendemos por activos de la empresa, no sólo los edificios autos, maquinarias o mobiliarios sino también los planos, diseños, fórmulas, procesos, sistemas, tecnologías, dibujos, estrategias de negocios, planes de lanzamiento de productos, campañas promocionales y desde luego nuestras marcas, entre otros. Hacemos un uso responsable de los activos de la empresa, buscando mantenerlos en perfecto estado de funcionamiento u utilidad, procurando maximizar su capacidad y prolongar su vida útil.

Estamos comprometidos con la protección de la propiedad intelectual de la empresa, representada esencialmente por sus marcas, procesos de fabricación, sistemas de información general.

Los colaboradores de la empresa cuidarán con especial diligencia los activos que se les encomienda y estarán atentos a informar a sus jefes sobre situaciones que puedan conducir a la pérdida o al uso indebido de dichos.

 

Información de terceros

Uso y protección de la información del cliente

Habitualmente tenemos acceso a información privada sobre las operaciones y relaciones comerciales de nuestros clientes. Tenemos la obligación ética y profesional de proteger la confidencialidad de esta información y de la información relativa al trabajo que llevamos a cabo para nuestros clientes tanto durante nuestros trabajos como con posterioridad a ellos.

En algunos casos los clientes pueden desear mantener la confidencialidad de sus nombres y la contratación de nuestros servicios. Por lo tanto, como regla general, no revelamos públicamente los nombres de clientes y trabajos que no son de dominio público a menos que los clientes nos autoricen a hacerlo. Incluso si nos desvinculamos de la empresa seguimos teniendo la obligación de proteger información sensitiva del cliente.

Asimismo, debemos evitar utilizar información de los clientes y relacionada con los trabajos en beneficio propio. Sacar provecho del acceso a la información del cliente no sólo no es ético sino que puede violar las restricciones legales y de autoridades reguladoras sobre uso indebido de información interna

Artículo 4.- Conflictos de interés

Velamos por los intereses de Stadler.

Un Conflicto de Interés se produce cuando los intereses personales de un empleado o los intereses de un tercero compiten con los intereses de Stadler. Siempre que sea posible, los empleados deberán evitar los Conflictos de Interés.

La toma de decisiones está fundamentada exclusivamente en criterios profesionales, asegurando que la posición jerárquica, la actividad y la influencia no sean utilizadas para obtener beneficios personales.

Los colaboradores que realicen actividades laborales externas, de carácter personal, deben asegurar que las mismas no generen conflictos en relación a los intereses de la empresa.

Con el propósito de evitar que se presenten conflictos entre los intereses particulares y los intereses de la empresa y para propiciar una solución en caso de requerirse, todos los colaboradores tienen la responsabilidad de declarar cualquier interés financiero o no financiero que puede entrar en conflicto con su función dentro de la empresa.

Si algún empleado considera que existen intereses personales que pueden influir en su desempeño en el trabajo, deberá comunicarse y tratarse de forma abierta y transparente y solucionarse de acuerdo al derecho y la ley.

No nos beneficiamos con información confidencial, o con las oportunidades de negocio a las que tenemos acceso como resultado de nuestra posición en la empresa.

Los empleados que tienen alguna influencia en la compra de materiales o servicios, no deben involucrarse en inversiones personales relacionadas con las mismas.

Representamos la compañía ante clientes, proveedores, competidores u organismos públicos o privados, únicamente con expresa autorización del Gerente de la empresa salvo aquellos casos en que este implícita en responsabilidad del cargo.

Artículo 5.- Conducta interna

Somos respetuosos en nuestro comportamiento.

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en el ambiente de trabajo. Sería un motivo de desgaste que en él imperase el miedo a equivocarse, la desconfianza y la intimidación. Por este motivo, alcanzar resultados sustentables merece una dosis compatible de diálogo y de incentivo al perfeccionamiento profesional. Para ello promovemos la igualdad de oportunidades, la confianza y el respeto mutuo.

Tomando actitudes de activa cooperación, apertura al cambio, diligencia y respeto mutuo, los colaboradores contribuyen a que la empresa ofrezca productos y servicios cada vez más competitivos.

Tanto gerente como directores y responsables desempeñan un papel preponderante por el ejemplo que dan en el día a día y por las orientaciones que difunden. Es labor de los mismos inculcar respeto, cortesía y confianza como base de las relaciones humanas en la empresa. Así mismo alentarán a los colaboradores a sugerir mejoras, identificar oportunidades y proponer nuevos procesos.

Éstos no tienen solamente la función de coordinar a las personas, sino que deben abogar por acciones educativas que contribuyan al crecimiento personal y profesional de cada una de ellas. La excelencia en el desempeño es una construcción colectiva.

En sentido contrario, el asedio moral coacciona, humilla y destruye la autoestima personal y la cohesión organizativa. Se trata de conductas hostiles y de uso del poder jerárquico para imponer autoridad u obtener ventajas, entre las que se destacan:

  • Discriminar por causa de edad, género, estado civil, origen étnico, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad o religión.
  • Presionar a los subordinados para que realicen servicios de orden personal.
  • Acosar sexualmente a los colaboradores.
  • Descalificar públicamente, ofender y amenazar explícita o disimuladamente a cualquier miembro o colaborador de la empresa
  • Presentar trabajos o ideas de colegas sin otorgarles el merecido crédito.
  • No respetar las atribuciones funcionales de los otros, sin motivo justo.
  • Los actos violentos o amenazas de violencia por parte de cualquier miembro de Stadler contra otra persona o propiedad son inaceptables. Tales actos o amenazas de violencia, ya sea efectuados directa o indirectamente, mediante palabras, gestos o símbolos, infringen la capacidad de la empresa de brindar un lugar de trabajo seguro a nuestro personal
  • Se respeta el derecho de todos los empleados a formar y asociarse a sindicatos de su elección y a llegar a acuerdos colectivamente. Los representantes oficiales de dichos sindicatos no serán objeto de discriminación y podrán ponerse en contacto con los miembros del sindicato en su lugar de trabajos.
Artículo 6.- Incorporación y promoción al puesto de trabajo

Nuestras decisiones en materia de contratación y desarrollo del personal serán justas y objetivas.

La incorporación al equipo de Stadler se efectuará únicamente por los méritos y capacidades y experiencia de las personas postulantes, en un proceso de selección objetivo con la finalidad de seleccionar el perfil más adecuado al puesto requerido.

Los familiares directos de los empleados pueden ser contratados como empleados o consultores cuando su nombramiento se base en sus calificaciones, desempeño, competencias y experiencia, y siempre que no exista ninguna relación de dependencia laboral directa entre el empleado y su familiar o pareja.

Estos principios de contratación justa se aplicarán a todos los aspectos de la relación laboral, incluida la remuneración y promociones, así como también en caso de que la relación se desarrolle con posterioridad al momento en el que el respectivo empleado se haya unido a la Compañía. Los familiares directos de los empleados de Stadler podrán tener prioridad en su contratación, siempre que tengan la misma idoneidad que los demás candidatos.

Artículo 7.- Internet y redes sociales

Usamos los recursos informáticos de manera consciente.

Internet es una de las mejores herramientas para llegar a la sociedad en general y a los clientes en particular y hacerles partícipes de los avances e iniciativas de Stadler. Es por ello que hacemos uso de nuestra página web y redes sociales de la empresa de forma eficaz para comunicarnos con los mismos. Cualquiera que sea la forma que adopten, nuestras comunicaciones públicas deberán enfatizar nuestro conocimiento de las tendencias de la industria, nuestro dominio de las novedades en tecnología y gestión y nuestra capacidad para resolver problemas de negocios complejos.

Los sistemas de correo electrónico no son completamente inexpugnables y podrían estar expuestos a ser interceptados. Diferente a un diálogo hablado, el correo electrónico establece un registro permanente por lo que cualquier correo electrónico enviado puede ser impreso por el receptor y remitido por el receptor a otras personas, y probablemente es conservado en servidores de la empresa por un período de tiempo considerable.

Por consiguiente, los empleados procederán con el mismo cuidado, cautela y formalidad al enviar un mensaje por correo electrónico de la misma manera en que lo harían en un comunicado normal por escrito. En todo momento, los correos electrónicos serán profesionales y adecuados a las circunstancias.

Por otro lado, la conexión de Internet, al ser limitada, debe utilizarse con fines meramente profesionales, evitando así el uso para asuntos personales.

Artículo 8.- Sobornos y corrupción

Rechazamos todo método de soborno y/o corrupción-

Los empleados, en forma directa o a través de intermediarios, nunca deben ofrecer ni prometer un favor personal o financiero impropio u otro tipo de favor a fin de obtener o conseguir un negocio u otra ventaja de parte de un tercero, ya sea público o privado.

Los empleados tampoco deben aceptar dicha ventaja a cambio de un trato preferencial de parte de un tercero. Asimismo, los empleados deben abstenerse de ejercer cualquier actividad o conducta que pudiera dar lugar a la aparición o sospecha de dicha conducta o a un intento de la misma. Los empleados deben saber que el ofrecimiento o la entrega de beneficios impropios a fin de influenciar la decisión del receptor, aún en el caso de que el mismo no sea un funcionario del gobierno, no solo puede dar lugar a la aplicación de sanciones disciplinarias sino también resultar en la formulación de cargos penales.

Artículo 9.- Seguridad, higiene y lugar de trabajo

Nuestra prioridad: la seguridad

La empresa está comprometida a brindar a los empleados un ambiente de trabajo saludable y seguro, libre de todo peligro reconocido. Debemos cumplir todas las normas y prácticas de seguridad y asumir responsabilidad por tomar las precauciones necesarias para proteger a nuestros compañeros y a nosotros mismos.

También somos responsables por informar inmediatamente accidentes, prácticas o condiciones inseguras y situaciones potencialmente volátiles en el lugar de trabajo al superior inmediato o al responsable en materia de seguridad.

Nuestro compromiso con la seguridad:

  • Cuidar mi salud y la seguridad de mis compañeros.
  • Participar en actividades relacionadas con la salud y seguridad.
  • Respetar y cuidar nuestras instalaciones y equipos.
  • Establecer mecanismos que garanticen la seguridad del personal y la operación de la industria.
  • Conocer, aplicar y observar las medidas de seguridad de nuestro ámbito laboral.
Artículo 10.- Medioambiente

Respetamos nuestro entorno

La protección de nuestro entorno y el consumo sostenible son principios básicos para Stadler. Nuestro objetivo es repercutir al mínimo sobre el clima y el medio ambiente, tanto en el desarrollo de nuevos productos como en la fabricación continua de la planta. Es por ello, que la empresa rigurosamente se compromete a cumplir con las leyes y reglamentos pertinentes en relación con la protección ambiental. Fomentaremos y protegeremos el medio ambiente tanto en nuestra forma de actuar. De la misma forma en los procesos de selección de proveedores y relaciones comerciales con los clientes de la empresa, se considera a aquellos que cumplen con las normativas, regulaciones y legislaciones medioambientales del lugar en el que operan.

Todo empleado es responsable de cuidar los recursos naturales y contribuir con su actuación a la protección climática y medioambiental.